Inspección Técnica de Edificios. I.T.E.

Una vez que el propietario del inmueble encarga al técnico el informe de la ITE de su edificio, éste llevará a cabo la inspección conforme a las directrices marcadas en la correspondiente ordenanza municipal. De la visita y la inspección se obtendrán unas conclusiones a partir de las cuales se realiza un informe y se cursa su visado en el Colegio Oficial. Una vez visado, el informe se retira de Colegio y se lleva a Gerencia Municipal de Urbanismo, donde permanecerá a la espera de ser contestado y remitido a la Propiedad.

El orden habitual a seguir para realizar una inspección es el siguiente:

  1. El propietario del edificio ó comunidad de propietarios contrata a un técnico para que haga la inspección.
  2. El técnico correspondiente, utilizando el modelo de informe oficial de inspección, determina si el edificio está en buen estado (informe favorable) por no ser necesarias obras o si estas obras son necesarias (informe desfavorable), indicando los daños existentes, sus posibles causas y las reparaciones necesarias.
  3. El informe técnico una vez visado por el Colegio Profesional correspondiente, con independencia de su resultado, debe ser presentado en registro de la Gerencia Municipal de Urbanismo.
  4. En caso de informe favorable, tras comprobar que la presentación es correcta y completa, se da por concluido el expediente y se informa al propietario de la fecha en que deberá presentar la siguiente inspección.
  5. En caso de informe desfavorable, el propietario dispone de tres meses desde la fecha de presentación en Registro para solicitar licencia de obras, aportando en su caso los documentos que sean necesarios (proyecto técnico, estudio de seguridad y salud, etc.). Una vez comunicada a la GMU la correcta finalización de las obras, se dará por concluso el expediente y se informa al propietario de la fecha en que deberá presentar la siguiente inspección.